domingo, 6 de febrero de 2011

La retroalimentación en un ambiente virtual

Vivimos en un mundo, el cual abre sus puertas a los avances tecnológicos, esta realidad también ha tocado el quehacer pedagógico, es decir ha permeado los ambientes del aprendizaje, de la vida de la academia. Hoy hablamos de “Educación en la red”, de “AVA”, o lo más sencillo y fácil de entender: “Educación Virtual”, Sí, es una realidad, los procesos de aprendizaje han sido tocados por estos medios que nos ofrece los avances tecnológicos.
Bien, las plataformas donde actualmente se ofrece una educación bajo la modalidad virtual, poseen  una gama de herramientas que facilitan la actividad pedagógica, podríamos mencionar algunas de ellas: Foros, tareas, evaluaciones, conversaciones, etc. Se hace necesario pensar, ¿Para qué una buena plataforma sin el debido acompañamiento de un facilitador?, esta pregunta ha de responder a una realidad que no se puede evadir en la educación virtual y se refiere al tema de la retroalimentación.
¿QUÉ ES LA RETROALIMENTACIÓN?
Podría, con plena libertad, acudir a grandes libros escritos sobre el tema, pero no, aquí trato de compartir lo aprendido de mi propia experiencia como alumno virtual. Entiendo como “Retroalimentación” al ejercicio de comunicación permanente entre alumno y facilitador, esta ha de ser personalizada y con un único objetivo potenciar de manera dinámica el aprendizaje, de manera que los alumnos asimilen cada uno de los conceptos estudiados, que puedan lograr la capacidad para elaborar críticas en torno a la temática tratada en determinado curso. En el proceso de la retroaliemtación o realimentación, como también se suele llamar, es importante motivar al alumno a que se valga de esta compañía como mecanismo eficaz para lograr y mantener una relación humana y académica con el docente, de modo que el proceso del aprendizaje sea toda una aventura enriquecedora.
Esta retroalimentación es mediada por herramientas de una plataforma: Foros, evaluaciones, correos, tareas, conversaciones en línea. De esta manera, el docente ha de estar poseer unas habilidades básicas para poder apropiarse de su rol y cumplir con su quehacer de retroalimentador, algunas de ellas puede ser:
·        Habilidad para el manejo de cada una de las herramientas
·        Creatividad para diseñar los momentos de retroalimentación
·        Calidad al escribir
·        Ser un conocedor de las nuevas tecnologías.
·        Ser un líder, que genere reflexiones en sus aportes
·        Que sea una persona actualizado en los temas que trate
·        Ser recursivos en metodologías
·        Ha de ser una persona abierta a la reflexión
·        Ser una persona con facilidad para la comunicación.

Despues de esta corta reflexión te invito a que veas este video:


1 comentario:

  1. se deja constancia de la exploración de esta evidencia de aprendizaje, cuya valoración y realimentación se entrega al participante por la herramienta correo electrónico de la diplomatura. Facilitadores unidad 03

    ResponderEliminar